Los clasificadores con rodillos permiten la calibración precisa en cualquier producto, como pueden ser papas, zanahorias, cebollas y todo tipo de hortalizas y productos que necesiten una clasificación, se realiza por medio de la separación de los rodillos, observando en una regla la medida de cada calibración, permitimos que el producto sea derivado en una cinta transportadora hacia boquillas o a granel.